5 de agosto de 2010

Me lo copió un amigo de un amigo

Hace unos años, debe haber sido alrededor de 2004, estaba en una cola esperando para hacer algún trámite, ponele. No pude evitar escuchar la conversación de dos personas cercanas a mí:

- El windows que tenía en mi compu ya iba re-lento, viste?
- Sí, suele pasar
- Me dijo el técnico que debe haber sido porque era una copia de una copia de una copia de una copia...
- Claro
- Y me explicó que, claro, cuando vas haciendo muchas copias, se va degradando...
- Exacto!
- Entonces me instaló uno que era copia de un windows original, y ahora la compu anda que vuela!

A esta altura, se imaginarán mi cara de «what the fuck?!?!?»...
Y este pequeño diálogo me llevó a unas reflexiones, conclusiones y, cómo no, preguntas.

Primero, cualquier computólogo/informático sabe que windows es malo, muy malo; que es una cagada. No hace falta que sea una copia para que sea malo.
Segundo, cualquier persona que sepa cómo funciona la información guardada digitalmente (este grupo debería incluir a todos los computólogos) también sabe que una de las características de lo digital es que las copias se hacen del todo bien o no se hacen. O sea, un bit no puede ser copiado "más o menos". O se copia bien o no se copia. Es por eso que las cintas de cassette (analógicas) se iban deformando con el tiempo y la música grabada en ellas se escuchaba más grave, más "estirada", pero un CD (digital) rayado no funciona y listo. Los bits que se perdieron, o se cambiaron, cagaron para siempre [1]. Entonces, si el CD en el cual se hizo la copia de windows no está roto, el windows copiado es exactamente igual al original. No hay forma de que se "degrade" a medida que se vaya copiando.
Tercero, el «técnico» en cuestión era o bien un ladrón y un versero que le cobró por reinstalarle windows, o bien un ignorante y realmente se creía eso de «te puse una versión que es copia del original y anda mejor».
Cuarto, he observado una vez más que nos gusta opinar de lo que no sabemos. No sé si es por deporte, porque nos da vergüenza decir que no sabemos, o porque uno no puede tomarse el tiempo de averiguar sobre todo y tiene que creer demasiado. En este caso, el personaje en cuestión le había creído al «técnico», y su posición me parece entendible. Yo le creo al médico, por ejemplo. Aunque desde esta anécdota soy un poco más descreído de lo que me dicen los demás y tiendo a averiguar por mí mismo... tarea que es muy agotadora y te terminás volviendo loco, así que termino cayendo en lo mismo.

¿Cuántas cosas me creeré que son puro verso? ¿Cuántos «técnicos» o «entendidos» están dando vuelta por ahí diciendo pavadas a diestra y siniestra? Cuanto más empiezo a averiguar sobre un determinado tema, me parece más cierto aquello que dijo Sócrates, «sólo sé que no sé nada».

[1] Exceptuando los códigos de corrección de errores.

3 comentarios:

Matthias Gallé dijo...

No tiene mucho que ver con el tema principal, pero igual:
De acuerdo con poner una nota al pie de pagina donde la pusiste (a), pero no de acuerdo con lo que dice (b).
(b) Estrictamente hablando, el bit que se recupera con un código de corrección de errores no es el bit original. Simplemente se puede recuperar lo que "debería estar ahí" gracias a la redundancia.
(a) los bits "perdidos" sí se pueden recuperar. Aquí una visión matemática del asunto, y aquí (pag 104) una un poco más facil de entender.

waldo dijo...

Para no dejarnos cagar, hay mucho de intuición, también. De ver si el tipo/a nos cae bien o no. Si parece garca o no. Si estamos en Argentina o no :-p

Y respecto a la última frase, no hay que perderse la cumbia filosófica

chapi dijo...

Cuando era adolescente trabajé un par de añitos en una "casa de computación" (era así como se llamaban en aquel entonces). Recuerdo que un día el dueño le dió trabajo a su hermano porque se había quedado en la calle. Y cuando el hermano le dijo que él no entendía nada de compus, el dueño le dijo "No te preocupes, vos a todos les decís que son los drivers y listo".

Hubo mucho ladri suelto a fines de los 90, principios del siglo XXI. Quiero creer que eso ha menguado y que la gente está más educada en temas de compus y ya no se morfan con papas cualquer verso.

Me despido con mi anécdota favorita: "no imprimía porque tenías un virus en la impresora" (cuando la impresora era una HP Deskjet 600).