30 de marzo de 2011

Szenen einer Liebe

UPDATE: videito con parte de una canción acá.

¿No entendés nada? Yo tampoco: está en alemán. La traducción sería «Escenas de amor» o «Escenas sobre el amor».Y esta es la historia.

¿De qué se trata? De una obra de teatro que dirigió un amigo

¿Cómo terminé yo en esta obra? Porque, además de ser amigo del director, sé tocar un poco de guitarra. Nada profesional, pero me defiendo lo suficiente como para tener la caradurez de hacer alguna que otra cosita en público.

La cuestión es que mi tarea fue la de musicalizar la obra, que se presentó en 4 oportunidades durante julio y septiembre de 2010. Acompañaba a la cantante, Sonia, en 4 temas (en alemán, claro), y me encarcagaba de marcar la transición entre las (creo) 17 escenas de la obra.

Hasta aquí todo muy bonito. Se puede intuir a través de la foto tomada por Samuel Navarrete. Somos Sonia y yo:



Sin embargo, como se presintió al principio del post, no entiendo un joraca de alemán. Solamente aprendí las 3 palabras básicas (comer, tomar, baño). Y con eso tuve que darme maña para asistir a varias clases y ensayos de este maravilloso grupo, explorando áreas no muy fecuentadas por mí, bastante lejos de mi zona de comodidad.
Y el problema de no entender nada de alemán, es que no te podés aprender los diálogos, ni sabés cuándo los actores están improvisando, o se equivocan en alguna línea. Y el problema de esto último es que justamente yo marcaba los cambios de escena: los actores esperaban a que yo tocara para pasar a la siguiente escena.
Todo iba muy bien en los ensayos: yo tenía un machete («chuleta») con LA frase que acababa cada escena, así podía darme cuenta que dicha escena había finalizado y debía comenzar a tocar. Este método funcionó de mil maravillas en los ensayos: si alguien se equivocaba, alguien más lo corregía y retomaba el rumbo. Pero no servía cuando presentábamos la obra en vivo. Si alguien se equivoca en una actuación, la consigna es "seguir, sea como sea".

Así que la solución que teníamos era simple: el director, que estaba detrás de la gente y de las luces, me avisaba mediante alguna señal cuándo era mi turno de canción o de tocar-entre-escenas (aunque determinar si debía tocar canción o entre-escenas lo podía hacer bastante bien).
Como digo, el director estaba detrás de las luces, así que yo apenas podía distinguirlo, me costaba mucho y en varias oportunidades lo miraba con cara de "¿ahora?".

Yo sé que mis dotes de actuación son limitadas. Y en esta obra no participaba actuando, sólo tocando guitarra. Por ello, mi consigna era "quedarme lo más quieto posible, con cara neutra" cuando no fuera el turno de la música.

Cuál sería mi sorpresa cuando ví en la filmación de la última presentación mis tremandas caras de "¿ahora?"... Yo creo que si alguien se detuvo a observar mis expresiones, se rió un buen rato.
Aquí dejo algunas:


En esta, clickear para ver la animación:

4 comentarios:

Chun dijo...

jajajjajajajajjaja

waldo dijo...

Vos tenías que abrir grande los ojos y sorprenderte para darle a entender al director de que habías entendido? :-D

Javi dijo...

Muy bueno, Maxi!!! Todo un crack. Ahora, con respecto a tus conocimientos sobre el alemán, lo mejor hubiera sido que tomaras lecciones con este personaje...

http://www.youtube.com/watch?v=4El-iVx10Ag

Abrazo!

chapi dijo...

Qué grande, Maxi! No conocía tu veta artística. Qué bueno habría sido poder estar ahí para verte. No me hubiera molestado morfarme la obra entera en alemán sin entender una sola palabra a cambio de verte sobre el escenario. Y más aún al ver tus caras de "ahora?"