5 de marzo de 2010

Mi brevísimo paso por: Aeromix

Este post está insipirado en estos otros posts.

Resulta que el Dieta Cash viene medio estático... estoy atascado y no puedo bajar. Así que, después de tanto renegar, me he apuntado al gimnasio. Cosa que, por otro lado, había jurado y perjurado no hacer nunca... pagar dinero para hacer ejercicio es, a mi entender, medio tonto. Aunque en realidad no es tan así, en el gimnasio hay profesores, máquinas, piletas (piscinas), así que uno paga por las instalacinones, profesores, etc, etc. Pero me estoy desviando.

Cuestión es que ahora me he apuntado a spinning, a ver si eso me ayuda a perder unos kilos. La segunda clase llegué un poco tarde y tenía que esperar 1 hora para la clase siguiente. Y justo vi que estaba por empezar una clase de Aeromix... le pregunté a una alumna (yo pensé que era la profe) si era fácil y me dijo "sí, es muy fácil"... "Listo", pensé, "me meto acá, y voy quemando unas grasitas antes de spinning".
Entré a la sala, típica sala con suelo de madera y espejo, llena de gente (más que todo mujeres). No tenía idea en qué me estaba metiendo... mi mente deliraba entre flashdance y esta propaganda. Me puse bien al fondo y pregunté "qué hay que hacer?", a lo cual me responden "seguir a la profe". "Una boludez", me dije.

Empieza la música, la profe empieza a moverse, mi cerebro se empieza a confundir... "mover pierna, subir brazo, ahora a la izquierda, ahora a la derecha".... no lo entiendo. Veo que va 3 veces a la izquierda y cuando ya creo que lo voy entendiendo, de golpe cambia a la derecha. "Fuck", pensaba yo... "pero la próxima seguro que la sigo". Para adelante, para atrás, la música fuerte, todos coordinan, me siento un nabo. Hasta creo que la profe me mira (usando el espejo, claro, recuerden que yo estaba al final de la sala) y me hacía cara de "sos tonto". El mundo se hacía pequeño, estrecho. Yo trataba. Ahora un paso para adelante. Ahora para atrás, subiendo las rodillas, subir, bajar, cambiar, mover los brazos... ahhhhhhhhhhhhhhhh!!
No pude más, agarré mi toalla y mi agua (que había llevado para la clase de spinning) y me piré. Me senté afuera, viendo cómo todos seguían los movientos...
Un ratito después, la profe salió y me dijo algo, que entendí del todo (aún estaba aturdido). Algo como "estás bien? qué ha pasado?". Pero no importa, yo le respondí "todo bien, pero pasa que soy de madera y no entiendo nada". La cosa es que me sonrió, se quedó contenta con la respuesta (quizás pensando "este es medio tonto y no se entera") y volvió adentro....
La clase de spinning estuvo buena, esa es más fácil, al menos en cuanto a coordinación se refiere :)


2 comentarios:

StyXman dijo...

es siempre igual con nosotros los pataduras. danos a mover 2 extremidades en direcciones distintas y nos caemos de espalda. y ni que hablar de seguir a alguien que hace eso hace años y quedar como un gil frente a los otros que vienen con eso de hace meses. me pasó con salsa (y como siempre, las cosas que unos hace por las mujeres... aunque ellas no lo saben, claro [o se hacen las gilas, pero no viene al caso]).

lo que descubrí es que si aún siendo patadura te gusta mover el esqueleto al son de la música, tenés que olvidarte por completo del baile coordinado y bailar como lo sientas. si estás en grupo podés hacer un par de payasadas y si se ríen es con vos y no de vos :)

Anónimo dijo...

Maxi,tanto tiempo che.Adhiero al comentario de Dione,yo tuve un brevísimo paso por Tae Kwon Do,tango y salsa.La excepción fue guitarra,quizas en base al hecho de que no corría riesgo la integridad física de ninguna persona.Un abrazo.PFicarra