22 de febrero de 2011

Hasta siempre

Son las 2:18 de la mañana, hace frío y hay un viento ensordecedor. No puedo dormir bien, cosa muy inusual en mi: generalmente duermo como un bebé. Algo que me turba. Sé que mi abuelo y padrino está complicado, encima estamos muy lejos. Es más, aún es 21 de febrero para él. Esta es una foto de sus años mozos:



Yo lo recuerdo más bien así. Se le nota en la cara que es un pícaro, con espíritu muy animado. Siempre hacía chistes y tenía buen humor.


A veces el precio que hay que pagar es muy caro.
Hasta siempre, Bruno!

2 comentarios:

chapi dijo...

Un abrazo de los grandes, mostro.

waldo dijo...

Hasta siempre!