18 de agosto de 2008

En casa de tatuador

El dicho dice "En casa de herrero, cuchillo de palo", y yo lo he encontrado muy cierto.

Hasta que me di cuenta, hace muy poco, que no aplica a los tatuadores. Alguien vió, alguna vez, un tatuador sin cientos, miles, de tatuajes?

12 comentarios:

chapi dijo...

Relacionando este post con el anterior... sabias que en Espania existe una disputa entre "... cuchillo de palo" y "... cuchara de palo"?
Datos empiricos aseguran que el 70% de los espanioles se inclinan por "cuchillo".
Invito a todos a hacer la prueba.

mazlov dijo...

Jejeje, no, no sabía de "... cuchara de palo"... vamos a preguntar, si no me matan :D

Ayer aprendí otra: "caí del burro" o "de la burra" es como "me cayó la ficha" :)

Pablo dijo...

Se puede aplicar el dicho, los tatuadores suelen tener cientos de tatuajes... horribles, sobre todo en las piernas; esto es porque empiezan practicando sobre ellos mismos. Tal vez con el tiempo pisen los tatuajes viejos con nuevos mas lindos, lo que solo logra que tengan mas tatuajes.

chapi dijo...

pablo... es una teoría grossa esa de que con el tiempo se lo van arreglando, y por ende, extendiendo!
Un compañero mío de 7mo grado un dia fue al cole con una calavera que el mismo se había tatuado. HORRIBLE! y ni hablar de otro amigo que al volver de Córdoba me muestra al tiempo que dice "mirá lo que me hice" y le pregunto "quién es", me responde "Maradon". Imaginate la calidad del tatoo.

mazlov dijo...

Juajua! y alguno de los que se auto-tatuó después se hizo tatuador?

mazlov dijo...

Pablo, no entendí por qué el dicho se puede aplicar a los tatuadores... justamente, opino lo opuesto :)
Los tatuadores están llenos de tatuajes, por eso no aplica el dicho!

Pablo dijo...

Porque los tatuajes son feos.

Igual no veo como alguien podria ser tatuador sin tener tatuajes, por la cuestion de la practica, y por la cuestion de que no podes vender un tatuaje siendo que no te hiciste ninguno.

mazlov dijo...

Ahoooora entendí :D Gracias por la explicación, me gusta bastante!

Javi dijo...

Excelente post! Lo ilustro con una anécdota: Edu, uno de mis grandes amigos, cuando era más joven se hizo un tatuaje con un amigo tatuador, que obviamente no le cobró. Todo empezó porque Edu estaba borracho o drogado, entonces se le ocurrió la idea. El problema es que el tatuador estaba en su mismo estado, y eso ocasionó que el tatuaje fuera horrible. Pero lo peor? Edu se tatuó el nombre de su novia (Lala). Por suerte hoy en día es su mujer, aunque el tatoo es im-pre-sen-ta-ble!!!

Abrazo otra vez desde BCN

waldo dijo...

Casualmente, hoy, leyendo uno de los libros que me gané en el concurso literario ("Mi vida sin Hailey"), veo:

"...Es un estudio muy respetable, encajonado entre una panadería y una lavandería, y el tatuador es como si fuera tu abuelo, con un cerco de pelo blanco alrededor de una calva pecosa, unos finos labios de sonrisa amable y una camisa de leñador bajo el delantal.
- Usted no lleva ningún tatuaje --le digo al ver sus brazos inmaculados.
- En casa del herrero, cuchillo de palo --dice él, encenciendo la aguja. ¿Soportas bien el dolor?..."

¿Coincidencia?

mazlov dijo...

Javi: y donde si hizo Edu el tatuaje? tiene que ir todo el tiempo mostrando el tatuaje?

Waldo: da miedo, eh? deber haber sido pura casualidad (o no?...), pues no leí el libro :) Se me ocurrió este post mientras miraba vidrieras por acá: vi muchísimos locales que hacen tatuajes y en todos ellos los tatuadores estaban llenos de tatuajes. Y miraban con cara de recios, también.

Javi dijo...

Muy buena pregunta. Se lo hizo en el antebrazo izquierdo, no es muy grande, tiene el tamaño justo para que se lo tape con cualquier reloj pulsera...

;-)